Nuevo proyecto de investigación : convertir algas en un carburante renovable

10 marzo

Nuevo proyecto de investigación : convertir algas en un carburante renovable
Solucionar los problemas que estas causan en la costa y contribuir a la economía circular es el objetivo del proyecto de investigación pionero en Vigo estudia cómo convertir las algas marinas en un carburante renovable.

Esta especie marina está prohibido retirar de la costa por razones medioambientales y pueden llegar a suponer un problema para diferentes sectores.

Las algas de arribazón  puede interferir con los procesos de cultivo de diferentes moluscos una vez se acumula. Para solucionar este problema el proyecto “Valoralgae” investiga  su posible aprovechamiento en forma de biocombustible.

Preservar el papel de estas en el ecosistema es de las cosas más importantes ya que los acúmulos de algas de arribazón provocan la aparición de muchos invertebrados, aportándoles cobijo y condiciones óptimas para su desarrollo y perpetuación. Es decir, la diversidad de las especies disminuye y la flora y fauna cambian.

La acumulación excesiva de algas en las playas provoca que tanto el sector turístico, por causa del mal olor, y el acuícola marino, por el efecto de las mismas en los bancos marisqueros, se vean gravemente afectados.

Por lo anterior se busca que la introducción de nuevos modelos de gestión de las algas, que sean sostenibles desde el punto de vista medioambiental, permitirá mitigar los impactos negativos que pueda sufrir el sector.

Con este estudio se busca obtener una valoración del posible uso de estas algas como biocombustible, poniendo especial énfasis en la economía circular: en puertos o lonjas, el interés se centra en reducir el impacto medioambiental generado por el uso de combustible de origen no renovable.

El proyecto “Valoralgae” también estudia utilizar los residuos de descartes de pescado como co-sustrato en el momento de hacer estos biocombustibles con el objetivo de aprovechar al máximo los recursos disponibles e incrementar la eficiencia global del proceso.
Dando valor a las algas de arribazón sobrantes y aprovechando para promover un uso sostenible de las mismas.

En resumen, la meta es reducir al máximo el impacto medioambiental del sector acuícola poniendo el énfasis en la economía circular: uno de los grandes objetivos es acabar prescindiendo de los combustibles fósiles.

Esta iniciativa nace en el centro tecnológico vigués Energylab y cuenta con la colaboración con el Puerto de Vigo entre otros.

Compartir en redes sociales
Compartir en
Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail to someone
Compartir en redes sociales
Volver atrás
Noticias relacionadas

Noticiasrelacionadas

“Más allá de los murales”, la nueva ruta turística de la ciudad

“Más allá de los murales”, la nueva ruta turística de la ciudad

Con el nuevo proyecto vigoturistico.com podrás disfrutar de siete rutas en las que conocerás el Vigo más urbano, ...
“Vigo Driving”, la nueva app para ayudar a la conducción en tiempo real

“Vigo Driving”, la nueva app para ayudar a la conducción en tiempo real

26 abril

Vigo presenta la primera app que proporciona información sobre el tiempo de los semáforos o sobre el estado del tráfico, ayudando a [...]